Una docena de empresas optan a la reurbanización de la plaza Sinagoga

18/07/2018

Un total de 12 empresas se han presentado a la licitación de las obras de reurbanización de la Plaza de la Sinagoga que se van a acometer desde el Ayuntamiento de Onda y que tienen un presupuesto inicial de 459.000 euros. No obstante, el consistorio solicitará la revisión de las ofertas de sendas firmas que podrían haber incurrido en una baja temeraria, según los informes técnicos. El alcalde de Onda, Ximo Huguet, asegura que “los técnicos municipales han considerado oportuno reclamar a estas dos compañías que justifiquen razonadamente y documentalmente la oferta económica presentada. Tenemos que asegurarnos que la empresa a la que adjudiquemos las obras va a llevar a cabo los trabajos en los plazos estimados, estas obras no pueden permitirse más retrasos y desde el Ayuntamiento vamos a velar por los intereses de la ciudadanía en todo momento”.

       Después de que la Conselleria haya tomado las riendas del proyecto, debido a que las catas encontraron restos arqueológicos importantes, “el departamento de Urbanismo que dirige la concejala, Marta Piquer, ha ido aplicando todas las medidas que nos ha solicitado el ente autonómico y finalmente el proyecto se ha desbloqueado. Gracias a las gestiones que este equipo de gobierno ha llevado a cabo, el entorno contará con las medidas que los vecinos de la zona han solicitado y que la Generalitat ha considerado que son viables y se adecúan con los requisitos que deben cumplirse cuando existen hallazgos de este tipo, como, por ejemplo, que queden bien visibles”.

       Así, desde el consistorio ondense esperan poder adjudicar las obras y que den comienzo cuanto antes para poder finalizar con las molestias que se hayan podido ocasionar, sobre todo, a los habitantes de la zona. “Queremos pedir disculpas, pero ante un proyecto de este tipo debemos ser muy respetuosos con los trámites y con el patrimonio. No podemos comprender como el proyecto que se realizó en la legislatura anterior se llevó a cabo sin hacer ninguna cata arqueológica, cuando todo hacía indicar que en esa zona podían salir a la luz restos importantes como los que se encontraron. Junto con la Conselleria, hemos tenido que redactar un nuevo proyecto y ponerlo en marcha, siempre escuchando a la ciudadanía, que es, al final, quien debe hacer uso de este tipo de obras”, explica Huguet.



Eventos